lunes, 18 de junio de 2018

MUHAMMARA JOSGARFLO


En mi recetario particular, el que tengo con recetas escritas a mano en una agenda antigua del año 2002 con tapas de piel, muchas de las recetas llevan el nombre de quien me la dio o me la inspiró, siendo así que tengo un arroz Toñi ,unas lentejas Nika o un arroz Paco Peridotita. Así que el viernes, un amigo del costillo (Josgarflo) publicó en Instagram una foto de este delicioso paté, así que con el antojo desde el viernes e inspirándonos en su receta, como es normal en mí, ayer la tuneé adapté, y el resultado nos gustó tanto que la anoté, para no errar en la próxima ni en ingredientes ni en proporciones.

Siendo purista como soy en esto de los nombres de las recetas, he de decir que no se correponde realmente con un muhammara (crema siria o libanesa con pimiento rojo y nueces), sino que es más bien un híbrido entre esta y el mutabal o baba ganoush, que es otra crema muy fina, esta vez de berenjenas. La cuestión es que salió muy rico, así que no me voy por los cerros de Úbeda y os dejo aquí mi receta.


- 1 berenjena (grandecita) y 2 pimientos rojos asados (algo más de 30 minutos en el horno, previamente precalentado y a 200º), que una vez listos dejaremos enfriar y les quitaremos la piel (saldrá muy fácil).
- 1 puñado de nueces, yo eché lo que me cabía en una mano.
- 1 cucharadita de sal (yo puse rosa del Himalaya)
- 1 cucharadita bien colmada de tahini (uso el que veis en la foto, que compro en una tienda árabe y me encanta).
- 1 diente de ajo pequeñito o medio grande.
- 1 puñadito de escamas de chile o cayena (lo compro en Lidl en un paquetito).
- Unas ramitas de perejil fresco.
- Un chorreón de zumo de limón (de medio limón).
- 1 cucharadita escasa de comino molido.
- 1 poco (media cucharilla) de pimentón de La Vera dulce.
- 1 poco de pimienta recién molida (le puse de un molinillo donde hay de todos los colores).
- 1 chorreón generoso de AOVE.


Puse todos los ingredientes juntos en la Thermomix (aunque también se puede hacer con batidora) hasta que adquirió la consistencia adecuada, lo que conseguí con varios meneos (de menos de 1 minuto) incrementando la velocidad del 5 al 10.

Nosotros lo acompañamos de esas tortitas mejicanas que venden para fajitas, las compré integrales, las tuesto en la sartén y las corto en triangulitos, también podéis acompañarlo de crudités de verduras, pan de pita o cualquier pan que os guste.


lunes, 11 de junio de 2018

INVENTOS QUE ME FACILITAN LA VIDA

Llevo un tiempo queriendo escribir este post, sobre ciertos artilurgios que a mí me facilitan muchísimo la vida, iba a decir que me la salvan, pero suena un poco exagerado, aunque uno de ellos diría que sí. Supongo que la mayoría sabéis que existen y tal vez utilicéis alguno de ellos, pero igual os pasa como a mí, que al conocer alguno me parecío haber descubierto el fuego o el continente americano, casi, je je. Así que ahí van.

- El primero de ellos es mi Go-girl, al que llamo mi churrilla postiza, lo sé, queda un poco ordinario, pero se lo llamo. Es super cómodo de llevar encima, es higiénico y sirve para hacer pis de pie, tal como leéis. Quizás hay quien no le vea la utilidad, pero en según que situaciones, condiciones de ciertos servicios o ausencia de ellos, viajes a lugares menos civilizados en esas cuestiones y demás es un apaño estupendo. También alguna vez he dormido en algún lugar donde el baño era compartido, y el Go-girl me ha servido para hacer pis cómodamente en una botella. Sé que os estoy contando intimidades o siendo escatológica, pero es que para mí fue todo un descubrimiento, y además es sumamente fácil de utilizar, aunque a priori pueda no parecerlo. A mí me lo descubrió mi amiga Elena, del blog La aventura de Pablo y Elena. Os dejo el enlace a su web y a Amazon, yo lo compré en la web hace ya unos cuantos años.


- Le sigue la olla lenta o Crock-pot, que es el nombre de la marca de olla lenta más conocida, y para mí la mejor del mercado. La primera vez que mi amigo Oxkar me habló de ella me pareció una locura, eso de tardar 8 o 12 horas en hacer unas legumbres, pero ahora no podría sacarla de mi cocina. De hecho tengo dos, una peque de 1.5 litros con la que probé y una Crock de 3.5 l, son respectivamente esta y esta. Con la salvedad de que la primera me costó 10 € porque entonces aún no traía el logo de San Ignacio, y que la segunda es de color naranja, pero ya no la hay, y sí, la compré en Amazon.uk por ser bastante más barata, luego solo tuve que poner un adaptador al enchufe. Ventajas: muchos platos salen exquisitos, pero las legumbres lo que más, así que cuando me pongo a cocer garbanzos lo hago como loca, y cuando hago lentejas hago para un regimiento, y lo mejor, yo me acuesto o  me voy al trabajo o a la pisci, le dejo el temporizador y pasado el tiempo en cuestión me encuentro la comida hecha. Cuando más me gusta es cuando me acuesto y amanezco con la casa oliendo rico y la comida recién hecha. Hacer el curso de cocina en olla lenta con Nutrición Esencial también ha sido estupendo para sacarle más partido, como dejar preparándose ricos desayunos.


- En el puesto número tres mi adorada Thermomix, ella y la olla lenta se complementan a la perfección y me permiten que cocinar sea más fácil, además del placer que para mí supone. Muchas veces me han preguntado si merece la pena comprar este robot, mi respuesta es siempre la misma, si lo vas a utilizar para todo sí, si solo harás respostería o un gazpacho, cómprate algo más barato. Ese consejo me lo dio mi amiga Merche cuando me la autoregalé hace 8 años, y a día de hoy sigo encantada con ella, le saco mucho partido, y salvo hacer cosas a la plancha, hago de todo con ella. La tengo más que amortizada. Si se me estropease hoy, mañana me volvería a comprar una. Dudo que alguien no la conozca, pero por si acaso, aquí va el enlace. Yo tengo el modelo anterior, que además me gusta más.


- El kindle, y sí, cuando digo kindle quiero decir este ebook concreto que vende Amazon, porque antes tuvo otro que fue una mierda  un desastre. Sé que habrá quien me diga que el placer de leer en papel y tal y cual. Estoy de acuerdo. Pero las dos grandes ventajas que le veo a este dispositivo son que los libros no ocupan espacio físico en mi casa (donde ya hay muchísimos libros) y que para viajar es una ventaja porque puedes llevar cientos de libros (los que no voy a leer) en el espacio que ocuparía uno solo, y que no fuse muy gordo, claro. Sigo comprando libros en papel, claro que sí, sobre todo de cocina, libros ilustrados, cómics y alguna edición que me guste, pero para todo lo demás, el kindle. Lo podéis comprar aquí.También tengo el modelo anterior, sin pantalla táctil, y también lo prefiero, sí, lo sé, soy muy básica.


- Idoceo , es una aplicación para el iPad, nada más y nada menos que un cuaderno del profesor, pero que a mí me facilita muchísimo la vida a la hora de calcular medias, porcentajes, ponerlo bonito, tener la foto de mis niños, todos sus datos y poder exportar/importar datos de Séneca (progama con el que en eduación trabajamos los profes de la Junta de Andalucía). Fui la segunda persona en utilizarlo en mi centro, ahora somos un montón porque entre mi compi Pau y yo le hemos hecho una publicidad extraordinaria, y eso sin que nos pague Apple. 


-  Mi máscara de natación, que aunque en principio está pensada para hacer snorkel, es la mejor recomendación que me hizo mi monitor de natación, nado estupendamente sin perjudicar mi espalda o cervicales (lo que ya podía hacer antes con un tubo), pero es que además lo de poder respirar por la nariz bajo el agua (cuando te acostumbras) viene genial para mi faringitis crónica. Todo un invento que además en breve probaré en el mar. La tenéis aquí.


- Y por último, aunque no menos importante, el mejor descubrimiento de este curso, mis gafas para natación graduadas, quizás os preguntéis para qué quiero gafas si tengo la máscara, pero uno una u otra según el estilo, y lo de que las gafas estén graduadas y sean tan asequibles es genial para una miope como yo, que una vez dentro del recinto de la piscina ni siquiera veía el reloj enorme que marca la hora. La venden en Decathlon, compras por un lado "la montura" de las gafas y por otro los cristales según la graduación, no es tan exacta como en las gafas para ver que llevo normalmente pero os aseguro que se ve de maravilla, tienen un expositor con las diferentes graduaciones que te vas probando antes de adquirir los cristales. Y estimados lectores, si sois miopes y vais a la piscina, seguro que entenderéis que para mí este sea el mejor invento de todos los tiempos, junto con esto otro, por supuesto.


¿Conocíais todos estos inventos? Y contadme, ¿cuáles son imprescindible para vosotros u os facilitan la vida en vuestro día a día?

*Todas las imágenes son de la red.

sábado, 2 de junio de 2018

FAVORITOS DE MAYO

Este mes de mayo, mirado ahora en perspectiva, me ha parecido largo. Ha sido el mes de ir dejando la oscuridad para ver la luz y el mes de mi recuperación, afortunadamente.

- En mayo ha habido paseos, sol, salidas y movimiento.


- Me ha gustado leer el último de Harry Potter, es decir, el de Las Reliquias de la Muerte, aunque ello signifique el fin de la saga. Estoy segura de que es de los libros que voy a releer.


- Ligado al punto primero, he tenido más vida social. A destacar, una comunión en mi pueblo que ha servido para hacer "una primada", en mi infancia, mis primos (que somos muchos) y yo, nos hemos criado juntos, con mucho contacto, muy cercas los unos de los otros, y un evento como éste (de los que ya sabéis que no soy muy fan) sirvió para reunirnos de nuevo,a algunos hacía muchos años que no los veía, y pasamos un día estupendísimo. Ese fin de semana lo fue en general. Aprovechamos para ver a mucha gente que no tenemos cerca, y merendamos en Camas, en un lugar que estaba deseando conocer, La Mundana, donde merendamos deliciosamente y en un ambiente muy agradable y coqueto, con una compañía inmejorable.

Un rinconcito de La Mundana
- De mi pueblo traje rositas, que son unos pasteles, que hasta hace muy poco desconocía que solo se hicieran por allí. Una de mis amigas y compi de trabajo no los probaba desde que anduvo trabajando por tierras sevillanas allá por el 2003, así que quedar el lunes para merendar en mi casa fue como la magdalena de Proust, jeje.

Rosita de mi pueblo (foto de la red)
- Pasar un día en Málaga en compañía de nuestros amigos E y P, que son los mismos que vinieron a merendar los rositas. Comimos en uno de nuestros restaurantes favoritos, un vegetariano, El Calafate, del que quizás me anime a escribir, paseamos mucho, por el puerto y por el centro de la ciudad, visitamos La Alcazaba y merendamos en otro de nuestros rincones favoritos, el Café del viajero, pero sobre todo nos reímos mucho mucho.

- La visita al yacimiento de Carteia y a Jimena de la Frontera, de la que os hablé aquí.


- En cocina, el plato más destacado es la galette de verduras de temporada y quedo cheddar vegano del libro Ama, Come, Vive, Brilla que me animé a hacer y quedó estupenda.


- Y en mayo también, he cosido mi primera sudadera, gracias al curso de Cose Conmigo tu armario cápsula de The Sewing Recipe y a la paciencia de Bego por ayudarme con las dudas. Estoy muy contenta con el resultado, y además pude estrenarla gracias a este mayo más fresco de lo habitual que tenemos por aquí.

- Y no me puedo olvidar de tener en casa mi nuevo kokedama, gracias a Pilar, de Espacios Vivos.
 

Y ahora a disfrutar de junio, que ha empezado bastante bien. Deseando ver vuestros favoritos del mes.