martes, 29 de julio de 2014

CREMITA FRESQUITA DE VERANO: PEPINOS.

Hemos vuelto, ya estamos en casa, nuestras vacaciones de interior tocaron a su fin el sábado por la noche, desde entonces no hemos parado y ha sido un continuo sarao, ¡cuánta vida social!. Tanto que ya estaba deseando tener un ratito para sentarme ante el ordenador y contaros algo. Vengo con muchas ideas y muchas cosas en la cabeza sobre las que quiero escribir.

Hoy va a ser algo muy rapidito, una crema con la que mi amiga Merche nos agasajó en Granada, es muy sencilla de hacer, es económica, muy ligera y apta para estas calores veraniegas.

Es una crema de yogurth desnatado y pepino.


Os cuento, los ingredientes son:

- 1 pepino por persona (o comensal).
- 1 yoguth desnatado sin edulcorar por cada dos pepinos.
- Un poco de aceite de oliva.
- Un poco de vinagre.
- Un puñado de sal.

La forma de hacer, muy facilito, lavamos los pepinos, le quitamos la piel con un pelador y los partimos a trozos, añadimos los yogures, un chorro de vinagre, un poco de aceite y un poco de sal y batimos todo hasta obenter una textura homogénea. Yo lo he hecho con la Thermomix y lo he troceado todo durante dos minutos a una velocidad progresiva de 4 a 10, pero lo podéis hacer igualmente con la batidora (bien de vaso o minipimer). Dado que la Thermomix lo pesa, yo le he puesto 30 gramos de vinagre y otros 30 de aceite, tal como hago con cantidades similares de gazpacho o salmorejo, porque yo soy de las que se pasa con el vinagre y no quería pasarme con mis invitados de hoy a almorzar.

Es importante que a la hora de servirlo esté muy frío, por ello es conveniente hacerlo con tiempo y tenerlo en el frigorífico al menos unas dos o tres horas.


Probarlo, para una cena ligerita y con este calor apetece mucho. Tened en cuenta que es diurético, así que os hará eliminar líquidos.

Hay otra variante que incluye aguacate y que estoy deseando hacer, y que ya probamos en el Mür Café en nuestra reciente visita a Madrid, y está de rechupete. En ese caso lo único que teneís que hacer es añadir a la receta un aguacate por cada 4 personas. También si lo veis conveniente podéis añadir por encima unos frutos secos (nueces, piñones, almendras...), pero hay que tener en cuenta que eso además de sabor le añade calorías, lo mismo ocurre con el aguacate, aunque es bastante saludable.

Espero que probéis y me digáis que os parece, a mis invitados de hoy les ha gustado bastante.

7 comentarios:

  1. Esto es un poco parecido al Saziki no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es parecido, pero el tzatziki o salsiki lleva ajo y limón, en ocasiones incluso aceituna, pero la principal diferencia es la textura, en esta cremita es más líquida y homogénea, y en el salsiki, yo al menos lo hago más espeso y con tropezones.

      Eliminar
  2. Huy, pues ahora que tenemos pepinos en el huerto tengo que probar a hacerla. Y si me paso con el vinagre no me importa, que me encanta eso de tomar algo y que me haga el ojo como a Millán el de Martes y Trece, jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja, de esa forma preparo yo las cosas con vinagre, de ahí que ya use medida, qué bueno lo del ojo...

      Eliminar
  3. no soy muy de pepino pero tiene tan buena pinta que me pica la curiosidad, ya te contaré si al final la hago.
    para otra vez que pases por madrid, avisa y nos tomamos un té :)
    un besote

    ResponderEliminar
  4. Yo soy anti vinagre, puede ser que ni lo use. Pero esa variante con aguacate... Hummmmmmmm

    ResponderEliminar

Cuéntame