jueves, 28 de mayo de 2015

DE MAMÁS AÑOSAS Y OTROS AGOBIOS


Que tengo este rincón en el abandono no es cosa nueva a estas alturas, pero mis motivos, tal vez sí, y son los agobios varios que tengo a estas alturas del curso o del año. No fue un año que empezara bien, con la quemadura de mi pie (que aún no está curada del todo) y la enfermedad de mi padre que lo tuvo mucho tiempo en el hospital y con un pronóstico bastante grave, afortunadamente todo eso se ha ido solucionando.

Ahora el caso que me ocupa no es otro que el de ser mamá, añosa, según he descubierto esta semana, y digo he descubierto, porque así ha sido. Antes de esta semana ni siquiera sabía de la existencia de ese término, que al parecer se emplea para referirse a todas aquellas mujeres que son madres más allá de los 35-37 años (son las edades que se comentan en los blogs de referencia). Y este es un asunto que me tiene bastante agobiada, ansiosa y por momentos tristes.

Con un poco de suerte y si las cosas van bien, seré una de esas mamás añosas, y lo llevaré con orgullo, porque como dicen mis niños de clase, no sé si tomármelo como halago o no, yo no parezco "tan vieja", jajaja. Que eso es una historia de hace unos añitos, cuanto yo aún tenía 35 y mis alumnos de primero me preguntaron un día en clase "si yo era de la edad de la maestra Ana", y yo les pregunté ¿y qué edad os ha dicho que tiene la maestra Ana? A lo que contestaron que 27 (mi compi tenía exactamente los mismos que yo), y yo les dije, claro, claro, sí, sí, y entonces me pretendieron halagar (en su bendita inocencia) con un "señorita, pues usted no parece tan vieja".

En fin, que me salgo del tema y me despisto, quizás porque me cuesta hablar de esto. A ver, el toro por los cuernos. Ya sabéis que me operé de útero septo en octubre del pasado año, a finales de noviembre mi gine me dio luz verde, y en diciembre empezamos la búsqueda (infructuosa) de nuevo. En esa ocasión fui a consulta, no me hizo eco ni nada y me dijo que estaba bien, y me advirtió de que si en 6 meses no lo conseguíamos volviéramos por su consulta. Con motivo de que mis ciclos se han alargado desde entonces y ahora duran más o menos 38 días, que yo no estaba tranquila con no haberme visto mediante una eco el resultado de la intervención, y que me estoy impacientando en la búsqueda, porque este mes ya sería el sexto intento, me adelanté y pedí cita para el sábado pasado. También aprovechando que algunos sábados mi gine pasa consulta en el hospital este día de la semana, así no tenía que faltar unas horas al trabajo ni dar ninguna explicación.

Allí nos plantamos, me revisó, me confirmó que todo está bien mediente una eco, me pidió una completa analítica y un sinfín de pruebas (algunas repetidas, pero como han pasado unos meses). Y finalmente, ya sentaditos con él junto a su mesa nos dijo que quizás había llegado la hora de pedir una ayudita, en reproducción, buscar una clínica e intentarlo, asegurándome que todo está correcto, pero que por mi edad, él no dejaría pasar más tiempo, y es que a quién voy engañar, son ya 40 años, y como él mismo dijo, mis óvulos tienen la misma edad que yo, ahora que tengo aún buena reserva ovárica debería intentarlo.

No nos dijo nada que nosotros no supiéramos a estas alturas, pero fue un jarro de agua fría y salí de la consulta hecha un trapo y llorando a moco tendido, he de decir que ya antes de entar me encontraba bastante nerviosa. Desde entonces y hasta hoy llevo una semana que se me está haciendo bastante difícil, con la ansiedad por las nubes, las emociones a flor de piel, la lágrima fácil, mucho cansancio y demasiado sueño. Y por supuesto el tema de la fertilidad y las clínicas se han convertido en mi monotema, miro por internet, consulto foros, y no termino de decidirme, no por una clínica en concreto sino por ir mismamente. Tengo claro que quiero intentarlo, pero a veces pienso si continuar sólo por el método tradicional y si no llega será que no es para mí, pero entonces me pongo triste y pienso, que tal vez no esté siendo valiente y deba intentar todas las opciones que estén a mi alcance.

Llevo días dándole vueltas a si escribir esta entrada o no en el blog, pero hoy  ha llegado un punto en el que ya no puedo más. Estamos poniendo toda la carne en el asador, voy a una psicoterapeuta, a la que ya acudía antes por otros asuntos, que es osteópata y con la que estoy haciendo un tratamiento semanal basado en la medicina china, en el que confío mucho, esta misma tarde he estado con ella, y he salido calmada, relajada, pero de nuevo con las emociones a flor de piel y mil dudas.

También he leído un libro del método Shantivir de Fertilidad Natural de Virginia Ruipérez que estoy intentado poner en práctica, en el mismo, se aconseja que te des unos meses desde su lectura y su puesta en práctica hasta que decidas que debes intentar un tratamiento de reproducción asistida (que por supuesto no sería incompatible con este método).

Y necesitaba contaros todo esto porque estoy perdida, como un desahogo, por el momento y hasta que esta entrada vea la luz, no lo hemos comentado con nadie (sólo la posibilidad con mi mejor amiga vía whatsapp). Por una parte no queremos contarlo a los cuatro vientos, por otra no sabemos a quién, con nuestras familias respectivas no podemos contar para ello por diversos motivos, preferimos que no lo sepan (para mí es duro no poder tener el apoyo de mi hermana o mi madre), por otra parte está la parte económica, porque ni seguro privado vía Muface ni S.Social se hacen cargo de estos tratamientos en pacientes mayores de 40 (y si alguien me va a comentar esta entrada diciéndome que lo ve bien porque he tenido mucho tiempo para ser madre le rogaría que se abstenga, y es que ya he visto esos comentarios en otros blogs, así que me adelanto, porque duelen, y mucho), pero como decía mi abuela, si un problema se puede resolver con dinero es que no es un problema ( a esta parte ya le hemos hallado solución), y por último el desgaste personal, sicológico y anímico que todo esto conlleva. Y encontes pienso que lo daremos todo, pero que si por un motivo u otro no podemos ser padres, no podemos vivir amagardos, que entre tanto tenemos que disfrutar de la vida y de nosotros, como bien dice mi costillo llevamos muchos años siendo felices sin hijos, querer queremos tenerlos, pero si no vienen no podemos hacer más.

En esta situación me encuentro, y aquí he venido a contaros, no sé muy bien buscando qué, creo que sólo el desahogo y quizás unas palabras amables al otro lado.

Ahora mismo soy una montaña rusa de sentimientos y emociones, hoy pienso una cosa, mañana otra. Aún podría haberse obrado el milagro y que este mes lo hubiésemos conseguido, ojalá. Pero en cualquier caso he barajado una serie de clínicas, cuyos nombres dejo aquí por si alguien las conoce y me puede dar su opinión (Guttemberg Málaga, la recomendaba por mi gine, FIV Marbella, Quirón Málaga), voy a inentar echarle valor y animarme y pedir citas en ellas, como la primera cita es gratuita, a ver qué impresión me dan, y por supuesto me haré todas las pruebas que me ha mandado el doctor, para ver cómo sigue todo.

También me ha recomendado buena alimentación y caminar mucho. Lo primero ya lo hago, lo segundo lo tengo un poco abandonado, pero he de echarle ganas igualmente, porque me vendrá bien seguro para mejorar mi estado anímico.

Entre esto y el final de curso, para el que ya queda poco, tengo la ansiedad por las nubes, me ha ayudado bastante ir poniendo orden en casa, porque era un caos, aunque aún queda mucho por hacer, la habitación cajón desastre (desde la que os escribo) aún sigue siéndolo. He decidido que haré caso a la recomendación de mi querida Begobolas y me voy a hacer con el libro de Marie Kondo, La magia del orden, del que nos habla aquí  y a ver si me ayuda, que creo que me puede venir muy bien.

Gracias por estar al otro lado y escucharme.




23 comentarios:

  1. hasta pasados 12 meses de intentar no te suelen hacer caso, pero si ves que la edad te juega en contra no esperes más y prueba la primera sesión a ver qué sensaciones te dan! ánimo! :***

    ResponderEliminar
  2. Gracias por pasar por aquí y por tus ánimos. Me sigo debatiendo entre pedir cita o seguir intentándolo a la antigua usanza, ains...qué quebraderos de cabeza. Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Mucha suerte Esther y ante todo tranquilidad porque en el estado que estas perjudica mas que beneficia esa ansiedad. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando, justo por esa tranquilidad que me falta voy a esperar que termine el curso para tomar decisiones. Un beso.

      Eliminar
  4. Yo lo intentaría por todas las vías (no tiene que ser ya, digo en algún momento), por aquello de no tener la sensación de no haber hecho todo lo posible. Pero hagas lo que hagas, bien estará. Ánimo y a ver si hay suerte pronto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, eso es justo lo que me eoi el ginecólogo en esa última visita.

      Eliminar
  5. Como "consejo" te diría que hagas aquello que te ayude a reducir el miedo y te permita relacionarte con la situación desde un lugar de mayor tranquilidad, ya que el miedo y la ansiedad bloquean (la mente es muy poderosa!).
    Mis mejores deseos para que consigas eso que tanto deseas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el consejo y los ánimos, por cierto tu blog es de gran ayuda.

      Eliminar
  6. Maja, a veces se tarda un poquito pero si el tiempo no va a tu favor yo también iría a una clínica. El destino se puede cambiar muchas veces gracias a la ciencia y esta es una de ellas. Me imagino en tu lugar y estoy segura de que ganaría en paz mental yendo, al menos yo.
    Algunas chicas que conozco han ido al ivi de valencia y les fue muy bien, creo que ya te lo he dicho más veces.
    un beso y ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me lo habías comentado. Voy a esperar a que termine el curso, pero iremos a una. Gracias mil, guapa.

      Eliminar
  7. Hagáis lo que hagáis vais a tener mi apoyo, así que ánimo y siempre para adelante. Si escribirlo te relaja, te ayuda a respirar un ratito, estamos al otro lado.
    Un beso muy grande (y un abrazo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, preciosa, por estar siempre a ese otro lado. Un abrazo.

      Eliminar
  8. La verdad es que es complicado dar consejos en una situación como esta, que ya se sabe que cada persona es un mundo... No entiendo a los que dejan comentarios diciendo que les parece bien que la seguridad social no cubra ciertas cosas a partir de los 40 años, porque ya has tenido mucho tiempo para ser madre; qué fácil es juzgar o generalizar sin conocer la situación concreta de la persona que lo está pasando fatal por una cosa así, y que si no ha sido madre antes sus razones tendrá.

    En fin, que me lío. Yo te diría que, si tienes claro que quieres ser madre, hicieras todo lo que esté en tu mano para conseguirlo. Claro que esto también quema mucho, que tengo gente cercana que está en vuestra misma situación y en muchas ocasiones es muy complicado no hundirse... Me ha gustado la frase de tu abuela, esa de que si un problema se soluciona con dinero entonces no es un problema; pero supongo que ya tenéis también claro que, dinero en mano, esa sería otra solución en realidad... Bueno, que no te enredo más pero sí te mando muchos ánimos de esos amarillos, ¿vale? :-*

    ResponderEliminar
  9. Hay gente la tó, ya lo dijo el torero. Un besote y gracias por esos ánimos amarillos.

    ResponderEliminar
  10. Muchísimo ánimo, mujer!! Ojalá haya suerte, yo estoy convencida de que sí... verás que entrada más bonita escribes muy. muy pronto contándonos.
    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa. Ojalá que la leas pronto. Un beso.

      Eliminar
  11. Ay Esther... Que entrada tan intensa... La verdad es que yo poco consuelo puedo darte porque no me hallo en tu situación, pero sí que quería mandaros ánimos y que si conseguís el dinero para ir a por todas ¡adelante! Y, además, voy a acuñar la frase de tu abuela porque me ha parecido genial :)
    Muchos besos y fuerza, decidáis lo que decidáis, seguro que será lo adecuado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, sí que es intensa, me costó mucho sacar eso aquí, pero ya ves. Mi abuela era una mujer muy sabia, que estaría encantada de que acuñaras su frase.
      Ahora me he dado un tiempo para la calma, la reflexión y terminar el curso sin perder el juicio.

      Un besote.

      Eliminar
  12. Ay, Esther... Qué entrada tan intesa... Sólo he pasado a darte mi apoyo, y a decirte que, decidáis lo que decidáis será para bien!
    Seguro que muy pronto lo conseguís y todas esas angustias se transformarán en felicidad absoluta.
    Un besito

    ResponderEliminar
  13. Yo parí con 31 años y ya me veía como mamá añosa. En mis circunstancias, esperar hasta 12 meses sin haber conseguido el embarazo entraba dentro de lo normal (tarde´5 meses, porque al sexto ya estaba embarazada). Es que lo postergamos todo mucho, y yo me arrepiento de haber parido relativamente tarde. Sobre todo porque esperé para hacerlo esperando tener una situación familiar y económica estable y ya ves de lo que me sirvió ¡a la calle en cuanto se acabó la baja por maternidad y todo el embarazo discriminada! En fin que si lo llego a saber paro con 25. O con 40. Porque a lo mejor a esta edad sí que hubiera estado bien establecida del todo. Espero que logres el objetivo lo antes posible y si no, que como pareja deis un nuevo rumbo a vuestras vidas.

    ResponderEliminar
  14. Serás una mamá añosa estupenda. Porque lo importante no es la edad sino las ganas y la pasión, aunque la naturaleza a veces nos lo complica todo. Un abrazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  15. Hola guapa! No sabía que aún estabas en el camino, hace mucho mucho que no te leo por el mío :) siento mucho el rtrago, por si fuera poco una malformación uterina que además las cosas tardan en llegar.
    Estoy segura de que al final todo saldrá bien, da igual si eres añosa o jovenzuela, tienes mucho amor que repartir!

    ResponderEliminar
  16. Hola, llegue a tu blog de casualidad y me he encontrado con esta entrada, pues si es intenso yo tuve a mi hijo a los 38 y es tambien intenso siendo mas grande..te recomiendo que hagas o investigues sobre biodescodificacion, ver tu arbol genealogico se de mucha gente que ha quedado embarazada despues de salir de su programacion que se trae de nuestros antepasados..patrones que se repiten y un sin fin de cosas mas es un tema muy interesante..quizas te pueda orientar a buscar un sentido mas alla de lo que estas viviendo..ojala te animes y busques..te dejo muchos cariños y animos!!

    ResponderEliminar

Cuéntame