lunes, 21 de diciembre de 2015

CONSEJOS VENDO, Y LAS OPINIONES VAN DE REGALO.

Hace tiempo que doy vueltas a escribir un post de este tipo, pero en lugar de como queja  intentaré que sea en clave de humor, o al menos irónico. Habrá quién se pregunte de qué pretendo hablar. Os lo explico: de esa gente a la que le encanta opinar sobre embarazos o búsquedas, y que sin que se lo pidas tiene una opinión acerca de todo.

Ya sabéis, quienes me leéis, que en mi caso han sido tres embarazos frustados, y muy poco el tiempo que me he hallado en tal circunstancia, del último, tres meses, pues aún así, vaya si he oído cosas y recibido consejos, y sobre la búsqueda ni os cuento. Algo de lo que me arrepiendo profundamente es de que mucha gente de mi entorno (laboral y familiar, principalmente y por este orden) supiera de esa búsqueda, cosa que vino a raíz de la primera pérdida, porque ilusos y contentos lo contamos a bastante gente, y con mi baja en un insti de un pueblo, pues ya se sabe, al final se enteró hasta el apuntador.

Como soy un poco caótica, iré anotando frases tal como se me vienen, sin diferenciar entre búsqueda y embarazo:

- "A ti no te pega tener un hijo, con lo independiente que eres". Comentario de un compañero del insti de los primeros en enterarse (por motivos laborales y organizativos). No sé si hacer un comentario al respecto o no, lo dejo a vuestro criterio, me lo soltó el buen muchacho en el patio del cole en una guardia de recreo el día en que tenía mi primera ecografía.

- "Cómprate (ojo también a esto, no adoptes, compra) un perro o un gato, se les quiere igual y hacen bastante compañía". Recibido por algunas compis en la sala de profes. No dudo de que a los animalillos se les quiere, lo sé, pero no sustituirán a los hijos. Por otro lado, no me parece imcompatible tener hijos y animales, y con esto voy al punto siguiente.

- "Es que un niño con un animal, si vas a tener hijos, mejor deja lo del perro o el gato". A ver, un niño con un elefante, un cocodrilo o una boa constrictor en casa no lo veo, pero con un perro o un gato, qué pasa, que se van a comer al niño, o al revés. (De esto me acordé al ver un comentario reciente en las redes sociales de una amiga, ella sabe quién es).

- "Fulanito (mi costillo), lo estará haciendo bien, ¿verdad? ¿o le vamos a tener que decir algo?". Ojiplática me quedé con este comentario de pasillo. Sin respuesta, de verdad que a mí no se me ocurriría decirle esto a alguien por mucha confianza que tuviese (que además no era el caso).

- "Relájate", no sé cuántas veces lo he oído. Es fácil decirlo, más hacerlo. Pero oíga, que debe haber un problema X que intentamos encontrar y resolver con ayuda médica, por el cual mis embarazos no siguen adelante, y en ello estoy. Relajarme me ayuda a vivirlo con más tranquilidad, de acuerdo, pero no hará ni que me embarace antes ni que no lo pierda. Esto es muy duro de oír, porque parece que los perdiera porque no me relajo.

- El siguiente es en la misma línea o aún peor, y sobre todo porque viene de alguien a quien aprecio bastante: "Tú no tienes hijos porque no lo deseas realmente". Esto me dolió muchísimo y me suena a esa teoría de libro de autoayuda de "el universo conspira para que se haga realidad". Es algo que deseo y mucho, tanto como para llevar dos años sufriendo con ello un desgaste emocional y físico tremendo con cada una de las pérdidas, así que si me vas a dar un consejo de este tipo piensa en lo que vas a decir antes de soltarlo.

- "Esas mujeres frustadas y amargadas porque no han sido capaz de tener un hijo". Gente frustrada y amargada habrá mucha, aunque no necesariamente por este motivo, lo peor, nunca escucho lo mismo sobre un hombre, se ve que cuando no lo conseguimos las amargadas somos nosotras. No voy a negar que tras tres pérdidas una parte de frustración hay en ello, pero ni me considero una persona frustrada (porque afortunadamente me acompaña el éxito de otras facetas de mi vida y tengo muchas cosas que celebrar cada día, aunque a veces me ofusque y no lo vea) y mucho menos amargada. 

- "Cuando nazca te tendrás que cambiar de piso y comprar un coche nuevo más grande". Vamos a ver que quiero tener un hijo, no un elefante. En mi casa hemos sido mis padres, mi hermana y yo, hemos vidido en un piso de 70 metros cuadradados y tres habitaciones y mi padre ha tenido siempre utilitarios bastante normalitos, y no nos ha pasado nada. 

- "No bebas infusiones, no comas esto, ni aquello, no te tiñas el pelo, pon las piernas en alto, quédate todo el tiempo que puedas tumbada, sal a pasear, haz ejercicio, ahora tienes que comer por dos, o a ver si van a venir dos..." vamos a ver que para eso ya está mi médico que es quien me da los consejos y a quien le hago caso, lo peor, esta misma gente suelen ser los mismos que me dicen "relájate". 

- "Tienes que salir todos los días a dar un paseo", por narices. Mi médico me manda reposo, pero todo aquel que me visita me dice que me tengo que pasear, y a mí ganas no me faltan, pero eso será cuando me levanten dicha prescripción, pues no oíga, como aquí todo el mundo es un doctor Liendre (que de todo sabe y de nada entiende). (Hay otras variantes como apúntate a yoga, o a pilates, o ve a natación...)

- "¿Qué es lo peor que te puede pasar, qué lo vuelvas a perder?", seguido de un "mucha agua, sumérgete mucho en agua, báñate, ve a spas, reza (no soy creyente), haz cursos de algo..." Ese mensaje lo recibí en mi móvil vía Whatsapp por parte de una compi. Tampoco lo voy a comentar.

- "No viajes, no hagas tantas cosas, baja el ritmo, porque si no nunca llegará".  Lo peor, que me lo creí. Y hay muchas cosas que no dependen de mí, y en toda la historia de la humanidad las mujeres han realizado trabajos físicos, viajado, vivido guerras, pasado hambre, enfermedades, y aquí estamos, no nos hemos extinguido. Así que entre que llegue o no, yo pienso seguir haciendo, viajando y divirtiéndome. Es que esto me parece como decirme tienes que hacer un sacrificio para que llegue. Cuando tenga que cuidarme, por prescripción médica, lo haré (de hecho lo he estado haciendo), pero entre tanto pienso disfrutar. 

Lo dejo aquí para no cansaros y no mosquearme, que afortunadamente hoy tengo un día bueno, y después de tantos malos es muy de agradecer. Empiezo a sentir que voy saliendo a flote poco a poco. 

Un abrazo. 

 

9 comentarios:

  1. ¡Ay preciosa!
    ¿sabes qué voy apuntando también muchas frases y gilipolleces varias que me dicen? quiero leerlas todas juntas un día y reírme.
    La gente tiene un tacto horrible... lo mejor muchas veces es hacer oídos sordos, aquí todo el mundo sabe de todo y lo que te digan los profesionales (que en realidad son los consejos más serios y útiles) parece que no sirven para nada. Tienes esa opción o la de empezar a ser una borde empedernida, esta última muchas veces me la he llegado a plantear, me sorprende el aguante que tenemos frente a especímenes de todo tipo.
    En fin, lo mejor tomarse con humor ese tipo de puyadas, aunque se que algunas duelen mucho.

    Un beso grande preciosa : )

    ResponderEliminar
  2. la gente mete la pata incluso cuando quiere ayudar, pido perdón en nombre de la humanidad ¬¬u

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias remorada, humanidad perdonada ; )

      Eliminar
  3. Madre del amor hermoso, yo alucino con algunos de los comentarios que dice la gente así, alegremente, sin anestesia ni "nadená". Hay algunos de ellos que, como tú dices, incluso teniendo mucha confianza me parecen fatal, pero en fin, eso del doctor Liendre es así de real, desgraciadamente.

    Quizá el comentario que más me ha matado ha sido el de que si no tienes un hijo es porque no lo quieres realmente; creo que me voy a ahorrar la respuesta porque ya me conoces y sospechas por dónde pueden ir los tiros. El de los animalillos es muy gracioso también, que parece que tener bichos y niños es incompatible, o incluso hay gente que da por hecho que quienes tienen bichos es porque no pueden tener niños. Ainssssssssss, cuántas agresiones auditivas hay que soportar, hija de mi vida... ;-)

    Un besote y me alegro de que ya estés empezando a salir a flote. Me he acordado de lo del corcho, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hija sí, al final lo tendremos que arreglar a hostias porque está visto que no se enteran, ja ja. Yo estoy harta de escuchar tanta "chochá" que dirían mi abuela y mi amigo Abel. Un beso.

      Eliminar
  4. Bufff me suena... Lo más curioso es que las mismas frases se repiten a lo largo y ancho de la geografía nacional. Y no te han dicho la de "la naturaleza es sabia"? A mí personalmente era la que más me repateaba, especialmente cuando veía una noticia de un bebé abandonado, ¿si tan sabia es la naturaleza por qué da bebés a quien no los quiere?
    No sé a mí esto de la procreación me parece algo muy personal, ya desde antes de sufrir mis abortos, no se me ocurría ir preguntando por ahí a la gente sobre su planificación familiar... Y menos aún dar consejos!
    Feliz año nuevo, espero que 2016 te traiga buenas sorpresas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay sí, lo de "la naturaleza es sabia" es quizás de lo que más he oído, junto al o de "mujer legrada, mujer preñada". Feliz año para ti también, y gracias por pasarte y sobre todo por tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Lo que te dice Remorada, no puede estar mas acertada. La cantidad de veces que metemos la pata, a veces incluso queriendo dar ánimos, pero menudas frases! La de que si Fulanito lo ta haciendo bien o no se lleva la palma!

    ResponderEliminar
  6. Doctor liendre... jajaja
    Yo hace mucho que decidí ser arisca con "la humanidad" para evitar todo lo que pudiera estas cosas... Estas son frases que no merecen ni comentario.

    ResponderEliminar

Cuéntame