sábado, 30 de junio de 2018

MI EXPERIENCIA CON THE SEWING RECIPE

Cuando me enteré de que Lara Sanner y Aran Loves, conocidas en las redes por sus patrones y sus Cose Conmigo, empezaban un curso que consistía en crear tu propia ropa para hacerte un armario cápsula con una serie de prendas básicas no lo dudé mucho y me apunté. THE SEWING RECIPE es el nombre del curso.

La idea era bastante atractiva, a principios de cada mes (el primero fue mayo) tenías acceso a un patrón de la prenda en cuestión en formato pdf, un tutorial en su blog y en vídeo sobre como confeccionar la prenda (esto en la modalidad básica) y en las modalidades plata y premium recibir una caja en casa con la tela necesaria para hacer la prenda (plata) o dos tipos de tela (premium) junto a alguna cosillas de merecería (agujas para la máquina de coser punto, una cinta métrica, alfileres, jaboncillos, cinta al bies, bobinas de hilo, y similares).

Yo me apunté a la modalidad premium, con un coste de 65 € al mes (más los gastos de envío), que barato precisamente no es, pero como era tejido de sudadera, y donde vivo me sería más difícil encontrarlo y además es un tejido que pesa, quería recibir dos. Bien, pues al César lo que es de César, disfruté mucho cosiendo mi sudadera, y los patrones son estupedos y los vídeos están bien explicados. Sin embargo, en esta primera caja ya tuve un problema, una de las telas de la sudadera me venía con un piquete, les escribí y la respuesta fue, que efecivamente habían recibido partes de la tela con estos piquetes, que habían intentado no enviarla, pero que estaba claro que la mía se les había colado, así que intentara poner mi patrón de modo que a ser posible el agujerillo no cayera en ninguna pieza de la sudadera (como esa tela aún no la he usado, desconozco si será posible). La cuestión es que me conformé con la solución que me ofrecieron, pero ahora y después de lo que ha sucecido recientemente, me parece que no debí aceptar. Porque si pago casi 70 € por recibir estas telas, entre otras cosas, lo mínimo que merezco es que me ofrezcan cambiarla por una en perfecto estado. Cualquier negocio de este tipo me hubiera enviado un mensajero para recogerla y traerme la tela sin tara. Pero esto es agua pasada.

El segundo mes, antes del 21 de mayo, quise cambiar mi modalidad a plata (52,50 € con los gastos de envío), la historia fue un lío, porque la interfaz del curso es de todo menos intuitiva y tiene muchos defectos, a mi juicio. La cuestión es que no lo hice bien, pero ellas lo solucionaron, me enviaron la caja plata y quedaron en devolverme el importe resultado de la diferencia entre una modalidad y otra. Me advirtieron que para el siguiente mes (el que pasarán a cobrar el 21 de junio) tenía que cambiarlo en mi cuenta. Así llevo días intentando hacerlo, conste que me considero una usuaria con conocimientos avanzados de internet, llevo usándolo desde el año 99, lo manejo a diario, en el trabajo, para comprar, uso las redes sociales, tengo dos blogs, en fin, que muy torpe no soy en estas lides. Viendo que el 21 se aproxima y no he podido hacerlo les escribí en un grupo cerrado de Facebook donde interactuamos quienes estamos suscritos a este curso, amablemente me indicaron que les escribiese un privado para indicarme el paso a paso, lo que yo agradecí. El problema es que no hay tal paso a paso. Me dijeron que con la modalidad de pago por Paypal no se puede hacer, que cancelara la subscripción actual y solicitara otra nueva. Tenía mis dudas porque no quería perder los contenidos anteriores del curso y tener que pagar matrícula por tenerlos accesibles de nuevo. Así que como me indicaron que con el pago con tarjeta sí es posible el cambio, lo que hice fue modificar la forma de pago de Paypal a con tarjeta. Mientras hacía todo esto yo tenía ya mi tela preparada, mi patrón cortado, y pensaba dedicar la mañana a coser la blusa. Cual es mi sopresa cuando haciendo esto veo que no sólo no he podido cambiar (nuevamente) la modalidad, sino que lo que he conseguido es duplicarla, tener una premium y una plata, y que además ya no tengo acceso a ningún contenido del curso. Con buenas maneras he querido publicar en el grupo de Facebook esta situación, entre otras cosas, por ver si entre todos los usuarios me podían ayudar a resolver el problema. Mi mañana de sábado quería dedicarla a coser la blusa. ¿Y qué ha pasado? Pues que quien modera la página ha decidido no publicar mi pregunta con foto. Entonces he ido a una publicación mía anterior, donde preguntaba cómo hacer el cambio a plata, y he visto con sopresa como cada comentario y pantallazo que pongo es eliminado a los pocos minutos (tengo pantallazos de todo ello), y eso ha sido lo que me ha dejado peor sabor de boca. Mi impresión cuando miro el muro del grupo de Facebook es que la única que tiene problema con esto soy yo, pero ahora entiendo que no, que parece que todo funciona divinamente, porque cuando no es así no lo publican. Creo que esta opción la han habilitado, desde que hace una semana, otra cliente y usuaria publicara una foto de sus telas desgastadas, sin estampado y descoloridas tras el primer lavado. Así que cuando entras en el grupo puede parecer que todo funciona a las mil maravillas, pero no es el caso.

Antes, como usuaria de Ciao, y también en este blog, escribía críticas sobre experiencias nada positivas con productos, lugares, empresas, y demás. De un tiempo a esta parte decidí no hacerlo, y pensé que cuando no tenga cosas buenas que decir sobre algo o alguien, mejor no digo nada, entre otras cosas porque prefiero no perder energía con esas cosas y centrarme en las cosas positivas de mi día a día.

Pero hoy no voy a seguir esa máxima que me autoimpuse porque la actuación de quienes dirigen este curso me ha parecido muy lamentable. He tenido varios problemas desde el inicio, y todas las soluciones han sido muy improvisadas y muy de andar por casa, esta vez además cuando les escribo me contestan: "No te preocupes, solo tienes una suscripción. Te indica la suma de las dos, pero solo se te cobrará la plata. Si te cobrara dos, que lo hace, te lo devolveremos en el momento. Iremos mejorando, Paypal no tiene integrada esa función y no podemos hacerla compatible".

Pimera objeción: vale, no podéis gestionarlo adecuadamente, y como lo más seguro será que se me cobre por duplicado, luego me lo devolvéis, pero ¿y mi acceso al contenido del curso que ya he pagado? Esa pregunta la ignoran directamente.

Segunda objeción: Cómo que iremos mejorando, estamos hablando de lo que será el tercer mes de un curso que dura seis. Cuando uno monta una empresa, un curso, un negocio, o te cobra por algún servicio, no puede ir improvisando sobre la marcha. Y si la interfaz del curso es un desastre que habéis improvisado es vuestro problema, pero no el mío. Si necesitaban más tiempo para que todo funcionase como debe, que hubieran retrasado el inicio del curso.

En definitiva, que aunque la idea me parece estupenda, los patrones y el modo de explicarlo también, la manera en que se lleva a cabo deja mucho que desear, y los precios no son precisamene baratos, así que como hasta ahora he sido bastante autodidacta en esto de la costura, he pedido que cancelen mi suscripción, no sin antes darme acceso al contenido que tengo pagado, y seguiré buscándome la vida con los maravillos blogs de costura que he conocido hasta ahora, comprando patrones, descargádome otros gratuitos, y con algunos de revistas que tengo en casa. Y esto no es una pataleta y cancelo mi suscripción porque han tenido fallos, sino que la cancelo porque no han sido capaces de solucionarlos de la manera adecuada. Sobre todo cuando he visto que hay censura en los comentarios del grupo de Facebook.

HASTA AQUÍ ERA UN BORRADOR QUE TENGO GUARDADO DESDE EL DÍA 16/06. EDTIO HOY 30/06.


Dejé esta entrada en borradores sin intención de publicarlo, porque de un tiempo a esta parte prefiero dedicar mi tiempo y energía a otros menesteres, y no me gusta enfadarme por estas cosas. Pero otra cosa bien distinta es que me tomen el pelo. En el último correo que escribí a quienes organizan el curso me contestaron que tendría acceso a los contenidos hasta hoy, último día del mes, y que me los podría descargar. Dado que el mes de junio ha sido muy intenso, laboralmente hablando, con el fin de curso, la graduación, las opos del costillo y demás, preferí dejar este asunto para hoy. Pero mi sorpresa ha sido tremenda cuando he visto que ya no tengo acceso a ningún contenido de este curso, un curso por el que he pagado 122 €, y sólo he podido hacer la sudadera, que por cierto me ha salido bastante cara. Ahora ya no tengo ningún tipo de contenido en mi cuenta. La sensación que tengo ahora mismo os la imagináis, siento que me han tomado el pelo. Porque además los correos que hemos cambiado para intentar solucionar esto antes no son más que un cruce de acusaciones por ambas partes. Yo les reprocho que conmigo, al menos, lo han hecho mal, y ellas me reprochan que me han tenido que ayudar a solucionar varios problemas que he tenido, por supuesto que me han ayudado, pero es que estos problemas han sido por su mala gestión, y que me recriminen esta ayuda me parece lo peor, porque es que son las creadoras y profesoras de este curso, y he pagado por ello, si no me me lo resuelven ellas, ¿quién lo hará?.

A fin de cuentas, a 30 de junio, y previo pago de 122 euros, tengo una sudadura muy mona que disfruté mucho cosiendo, dos patrones, algunos elementos de mercería que mandaron en las cajitas, una tela de camiseta de rayas, otra negra de sudadera negra y con un piquete (por lo que no sé si la podré aprovechar) y la tela de la blusa kiwi que me quedaré sin hacer. Ah y se me olvidaba, un cabreo monumental que espero se me pase pronto, aunque no lo suficiente, como para que se me ocurra hacer otro curso o comprar algo en su página web.

De todo esto que cuento tengo pantallazos, correos y comentarios en Facebook que luego han sido borrados. Hoy no les he escrito para que me lo resuelvan, y además he abandonado el grupo. En cambio he decidido rescatar esta entrada de los borradores y publicarla. Cuando pagas un curso del tipo que sea, jamás pierdes los contenidos de hasta donde has pagado, así que no entiendo el motivo por el que no puedo tener vídeos y tutoriales de algo que, insisto, ya he pagado.

Consejo a emprendedores: si quieres ofrecer un producto y/o servicio asegúrate antes de poderlo hacer en las concidiones adecuadas, y si no es así, mejor esperar un poco y ofrecer un producto o servicio de calidad al cliente. Y si aún así, algo sale mal (todos somos humanos), reconoce tu error y no culpes al usuario o cliente.




8 comentarios:

  1. Ay, maja, qué mal. Efectivamente, las cosas no se hacen así 😟
    Siento haberte embarcado en esto y que luego salieras con tan mal sabor de boca...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maja, que no había visto tu comentario hasta ahora, estoy teniendo dificultades con ellos. Pero tú no lo sientas, la idea era estupenda, y estoy cosiendo, las que deben sentirlo son quienes lo organizan.

      Eliminar
  2. La verdad es que el curso, a pesar de que como dices no era precisamente barato, tenía muy buena pinta. Pero hay que ser sinvergüenza para gestionar así los problemas de tus usuarios y encima querer echarles la culpa de ellos. Ayer precisamente me acordé de ti porque estuvimos en el campamento vikingo y empezamos a hacer desde cero una túnica para mi hermana, que las que nos hemos hecho hasta ahora han sido "de oído" y ya teníamos ganas de hacerlas en condiciones. Estoy por decirte que te vengas un día, que al menos te echarás unas risas y encima te saldrán gratis, jajajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El curso está fenomenal, pero como dice Conchy más abajo, les ha faltado saber organizarlo bien o mejor dicho, solventar los problemas que puedan surgir, y es ahí donde estoy descontenta. Y arriba no menciono cuánto tardaron en hacerme la devolución cuando cambié a la caja plata. En fin, una pena.

      Eliminar
  3. Uffff, qué fuerte. Tienes motivos para estar enfadada. Espero que recapaciten y te compensen de alguna forma.
    Por todo lo que cuentas, parece que se crearon un curso y se olvidaron de optimizar toda la infraestructura necesaria para ofrecer un producto adecuado.
    Saludos y espero que se solucione algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, es justo lo que dices, yo puedo cocinar bien y pensar en montar una empresa de catering, pero tendré que buscar siempre la mejor forma de hacerlo para ofrecer un buen servicio, y así con cualquier cosa.

      Eliminar
  4. Preciosa, pues voy a compartir tu experiencia. Es cierto que es mejor gastar energía en cosas buenas pero... yo también tuve un problema con una marca de calzado del niño y pasó similar, incluso me contestaron de malas formas y lo borraron después. Benditas capturas de pantalla.

    Me parece que te han dado un trato malísimo. Borrar un problema o una queja no es la solucción y dice muchísimo de las personas que lo llevan. Que rabia da, encima no siendo nada barato.

    Añadiendo el tema de la tela, si te la envían se supone en todo momento que estará perfecta, deberían tener cierto control de calidad. Y si, si tu pagas algo ya es tuyo, se supone que tendrías que tener acceso.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo lo del calzado de tu peque, estas cosas dan mucha rabia, y una se siente tan impotente, te agradezco un montón que lo compartas. Un beso grande.

      Eliminar

Cuéntame